The news is by your side.

Uno de cada tres argentinos vive en la pobreza

El último informe de la UCA arroja datos críticos para Argentina, la pobreza dentro de las ciudades se ha visto duramente incrementada.

El 31,3% de la población urbana argentina, lo que equivale a 12.676.500 de personas, se encuentran afectadas por una situación de pobreza multidimensional para finales de 2018, lo que supone 4,7% más que en el último año, según un informe del Observatorio de la Deuda Social de la Universidad Católica Argentina (UCA).

El documento refleja «un agravamiento de la pobreza estructural y una ampliación de la brecha de desigualdad», según su director, Agustín Salvia.

De acuerdo a estos datos, hay 1.903.500 nuevos pobres viviendo en las zonas urbanas de Argentina.

La pobreza multidimensional, que se estima a partir de indicadores tales como vivienda, alimentación, educación, salud, trabajo y servicios básicos, empeoró con respecto a finales de 2017.

Antes de eso la situación afectaba a 26,6% de la población, pero luego en 2018 arrojó el peor dato desde que comenzara la serie estadística de la UCA, en 2010.

zavaleta buenos aires pobreza extrema
Zavaleta, una ciudad de la provincia de Buenos Aires donde la pobreza es el pan de cada día. Foto/AFP

Esto «significa estar sometido a privaciones y exclusiones sociales que no se limitan al nivel de ingreso», aclaró el responsable del informe «Enfoque de pobreza multidimensional basado en derechos».

En la pobreza estructural, que estudia la carencia de dos o tres indicadores fundamentales, se encuentra 18,6% de los argentinos que viven en las ciudades, 2% más que en el año anterior.

7,9% de la población padece de falta de alimentación severa

Para finales de 2018, 7,9% de la población padecía de la falta de alimentación severa, cuando un año antes era 6,2%.

Durante el último año mejoró el acceso de los argentinos a servicios básicos, como agua corriente, cloacas y energía eléctrica al reducirse de 37,7% a 34% la población sin acceso a estos.

En contraparte, se incrementó la privación extrema de alimentos o la inseguridad alimentaria severa, que pasó de 6,2% a 7,9% de la población, y la falta de acceso a medicamentos, que aumentó del 15% al 17,3% de los hogares.

El informe de la UCA reflejó también un deterioro en el nivel de empleo registrado e inseguridad social, al afectar de 33,5% de la población en 2017, a 34,3% el año pasado.

El Observatorio Social midió la pobreza en los conglomerados urbanos de más de 80.000 habitantes, con una muestra de 5.800 casos por año.

El Instituto Nacional de Estadísticas y Censos brindará este jueves los datos de pobreza correspondiente al cuarto trimestre de 2018.

MÁS ARTÍCULOS
Lo que las personas ignoran sobre la situación de pobreza en el mundo

Con información de Sputnik.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

2 + 9 =