Press "Enter" to skip to content

El capitalismo contra el cambio climático, el gran papel del libre mercado

El cambio climático es un riesgo para algunas áreas, pero una oportunidad para otras, y es ahí donde el capitalismo de libre mercado es fundamental.

El debate sobre el cambio climático, como tantos otros, a menudo parece estar polarizado en dos extremos. O es un evento de extinción, desde luego la visión de la mayoría de la comunidad científica, o algún tipo de engaño, posiblemente chino, o alentado por chinos.

Dada la clara posibilidad de que aumenten las temperaturas, tiene sentido que los responsables de formular políticas, las empresas y el resto de nosotros pensemos cómo sería ese mundo futuro y tratemos de prepararnos, en lugar de simplemente expresar desprecio por nuestra generación o esperar que mejore.

Es refrescante, entonces, ver un estudio académico que intenta modelar lo que realmente podría suceder si las temperaturas aumentan, más allá de simplemente proclamar un desastre.

Una nueva visión sobre el cambio climático

Los economistas Christophe Gouel y David Laborde analizaron dónde se producen los diferentes cultivos y trataron de averiguar cómo podrían cambiar la producción y el flujo de bienes si las temperaturas globales aumentan de la manera en que la mayoría de los científicos del clima predicen.

Como los dos concluyen, la adaptación de la forma en que se cultivan y exportan los alimentos debería estar en gran medida dominada por empresas privadas, lo que significa que sería más fácil de implementar que los diversos acuerdos internacionales sobre reducción de emisiones.

Gouel y Laborde escriben:

“La adaptación mediada por el mercado provendrá del hecho de que los propietarios cambiarán su asignación de tierras no solo por el nuevo rendimiento potencial sino también por el cambio en los precios bajo el nuevo clima, y este será el responsable por toda la adaptación en la demanda, la oferta, y el comercio “.

Teniendo esto en cuenta, los dos sostienen que es absolutamente crucial que los flujos comerciales se mantengan lo más libres posible en el futuro.

Aun así, la imagen es muy diferente dependiendo de dónde vivas. Las temperaturas más altas significan que los cultivos se vuelven insostenibles en algunas áreas, pero también crecen en otras, por lo que India, Vietnam y Tailandia podrían cultivar menos arroz en el futuro, pero podemos esperar que China, Corea y Japón produzcan más.

El impacto en los precios de los alimentos

Para los exportadores netos de alimentos, una posible reducción en el suministro global de alimentos a nivel mundial significa precios más altos para sus productos. Por el contrario, las personas en Asia, Europa, Medio Oriente y África del Norte tienen que pagar más por sus alimentos.

alimentos transgenicos adaptacion al cambio climatico
Los alimentos transgénicos jugarán un papel importante para la adaptación futura al cambio climático.

Lo anterior suena bastante calamitoso, pero tengamos en cuenta que en las próximas décadas, sin duda, la tecnología habrá cambiado, y el costo de otros artículos del día a día puede ser mucho menor, por lo que un alza en los precios de los alimentos puede no ser tan alto o desastroso como podríamos temer.

El modelo de Gouel y Laborde sugiere que la clave para la adaptación será el cultivo de diferentes alimentos y, lo que es más importante, permitir que el sistema de comercio internacional se ajuste a los nuevos patrones de compra y venta.

Como advierten los autores:

“Los grandes efectos en términos de intercambio, según lo predicho por nuestros resultados, pueden impulsar políticas comerciales poco cooperativas por parte de los responsables de la formulación de políticas para contrarrestar estas reasignaciones. Si las políticas impiden los ajustes comerciales como una vía de adaptación, las pérdidas de bienestar probablemente serán peores a largo plazo”.

Este artículo apareció por primera vez en CAPX por John Ashmore.

Se el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *