Press "Enter" to skip to content

Los estudiantes universitarios se están radicalizando a la izquierda

Los estudiantes universitarios y los adolescentes no saben lo que es el verdadero socialismo ¿De dónde viene este elogio tóxico para una filosofía genocida?

En los últimos años, la universidad no ha hecho su único trabajo: preparar a los jóvenes para el mundo real. En lugar de convertir a los jóvenes en adultos, las universidades los han convertido en copos de nieve socialistas que se derriten al ver un mitin de Donald Trump.


Es esa época del año cuando los jóvenes vuelven a la universidad. Una gran cantidad de estos estudiantes piensan que el socialismo es una buena idea. El 45% de los estudiantes universitarios creen que el socialismo es una mejor alternativa al capitalismo (solo el 42% prefiere el capitalismo). El capitalismo es la razón por la cual estas personas pueden asistir a la universidad y no se ven obligadas a trabajar en una fábrica hasta el día de su muerte. Estos estudiantes casi siempre señalan a los países “socialistas europeos”. Pero hay un gran defecto en este argumento… eso no es socialismo.

El socialismo es la razón de que la pobreza en el mundo aún no se haya desterrado del todo

El verdadero socialismo es la razón por la cual los pobres, hambrientos campesinos de la URSS esperaban en fila para obtener sus raciones “justas”. Es por eso que Mao Zedong, Stalin o Hitler mataron millones de personas. Debido al socialismo, la estatura promedio en Corea del Norte es más baja que el promedio de Corea del Sur, debido a la desnutrición. Lo que estos estudiantes progresistas no saben es que lo que ellos llaman socialismo en países como Noruega, Dinamarca o Suecia ni siquiera está cerca de lo que realmente es el socialismo. Si estos estudiantes liberales quieren hablar acerca de cuán grande es el socialismo, tal vez, solo tal vez, primero deberían investigar.

El socialismo europeo, que no es socialismo, tampoco es tan grande. La izquierda hace que estos países se vean mejor que aquellos que han instituido el capitalismo al señalar sus bajos índices de criminalidad, sus calles limpias y la atención médica gratuita. Sin embargo, la realidad es que ninguna de estas cosas es gratuita esos países. En ciencia, sabemos que no puedes hacer algo de la nada. Es imposible crear un automóvil desde el aire. Uno debe hacerlo a partir de otros materiales. Siguiendo esa lógica, uno no puede tener atención médica gratuita o educación universitaria gratuita sin que los fondos provengan de alguien: el contribuyente.

Los impuestos son un robo

La tributación, que en sí misma es una forma de robo, le quita el dinero duramente ganado al individuo trabajador. La agenda de extrema izquierda tiende a llamar ciertas situaciones de libre mercado como injustas. Irónicamente, el mismo sistema socialista en el que creen va en contra de la definición misma de justicia. Ahora imagina que este individuo eres tú. Ahora tu dinero, el dinero que ganaste, va a apoyar a una feminazi loca de cabello rosado para obtener un título en estudios de género que, literalmente, solo califica a dicha persona para un trabajo en McDonald’s.


El problema con estos estudiantes es que nadie les está enseñando cómo actuar como adultos. Están envueltos en este capullo que pretende protegerlos de los males. En realidad, los debilita. Estos jóvenes están mal informados y son demasiado flojos para investigar temas y desarrollar su propia opinión sobre los hechos. Tampoco ayuda que sus profesores socialistas hagan esta propaganda sobre ellos. O que todas sus plataformas de redes sociales presenten medios pro-socialistas. Es hora de cambiar este sistema corrupto. Si esperamos demasiado, nuestras futuras generaciones no sabrán cómo funcionar como miembros de la sociedad. Levántense por su propia cuenta, y edúquense. Eres tu mejor maestro.

Este artículo apareció por primera vez en 71Republic por Adam Birdman.

Un comentario

  1. Un latino Un latino septiembre 8, 2018

    Es verdaderamente lamentable lo que le estan haciendo a los estudiantes, y es peor en chile, que si vas a una escuela publica de adoctrinamiento puedes conseguir trabajo, pero si vas a una madura privada ni consigues trabajo, por la baja exigencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *