The news is by your side.

Hospitales de Suecia comienzan a denegar cambios de sexo a menores

Después de 49 años, múltiples centros médicos de Suecia especializados en cuidados para transexuales se niegan a proveer tratamientos de cambio de sexo a menores de edad al constatar sus consecuencias negativas.

0

En los círculos progresistas de Europa Occidental y de algunos países de Latinoamérica se populariza la idea del cambio de sexo para menores de 18 años. Formaciones de este tipo, como sucedió recientemente con Podemos en España, creen que los menores de edad deben tener el derecho de cambiar su sexo. Es más, proponen incluso que puedan tomar una decisión médica irreversible sin consentimiento de sus padres y sin asesoría profesional. Esta idea que atenta contra las recomendaciones para el tratamiento de la disforia de género ya no cala en los países donde se asumió como funcional. El caso de hoy es Suecia, un país nórdico pionero en legislar sobre asuntos transexuales pues en 1972 permitió cambiar legalmente el sexo en los documentos de identidad. Ser innovador en ese campo no salvó al país de tener que dar marcha atrás en los aspectos delicados que involucran a menores de edad.

Suecia, bajo la Ley de Reasignación de Sexo de 1972, fijó la edad de consentimiento en 15 años y permite recibir terapia hormonal gratuita. Ahora, en 2021 y casi medio siglo después de implementar la legislación, hospitales especializados en cuidados transexuales están vetando este precepto. Aprovechando la maniobrabilidad de sus políticas internas, los centros médicos se niegan a hacer tratamientos de cambio de sexo a menores de 18 años.

El ejemplo más prominente es el Hospital Universitario Karolinska, fundado en 1940 y el centro de investigación médica más grande de Suecia. Su eminencia es tal que desde 1901 tiene una Asamblea Nobel para elegir los premios homónimos en fisiología y medicina. Esta prestigiosa institución tiene una nueva política que impide recetar bloqueadores de la pubertad y hormonas de sexo cruzado a menores de edad. El campo afectado son los servicios pediátricos de género en el Hospital Infantil Astrid Lindgren.

¿Por qué Suecia se arrepiente?

Otros centros médicos especializados en el tratamiento de personas con disforia de género en las localidades de Lund y Linköping harán lo mismo. Según Olle Söder, endocrinólogo pediátrico que trabajó en Karolinska entrevistado por Medscape, dice que hay otros cuatro centros más que están a la expectativa.

Los hospitales en Amueä, Alingsäs, Gotemburgo y Uppsala aún no se deciden, pero el hospital Karolinska citó el caso de Keira Bell para adaptar sus guías.

El caso de Bell tuvo fin en diciembre de 2020 cuando el Tribunal Superior de Londres ordenó que se detuviera la administración de bloqueadores hormonales. ‘‘El fallo del Reino Unido, desde el punto de vista endocrinológico, es que estas intervenciones son experimentales. Los jóvenes no pueden comprender las implicaciones’’ dijo el endocrinólogo Will Malone al mismo medio cuando se le consultó su opinión sobre el fallo.

Reino Unido fue el primer país de varios en tener una reacción a las consecuencias negativas de las laxas políticas de reasignación de sexo. Aproximadamente el 50% de los individuos que tienen síntomas de disforia de género en la niñez terminan siendo homosexuales y no transgénero. Esto puede decirnos que en la mitad de los casos los niños se podrían equivocar eligiendo su sexualidad.

De hecho, un metanálisis de la Universidad de Valladolid indica que solo 2 de cada 10 niños sigue identificándose con el sexo opuesto al llegar a la adultez.

Por su parte, las Guidelines for Pubertal Suspension and Gender Reassignement recomienda que los tratamientos irreversibles se hagan después de los 18 años. Estos tratamientos están potencialmente cargados de efectos adversos extensos e irreversibles. ‘‘Hay consecuencias como enfermedades cardiovasculares, osteoporosis, infertilidad, aumento riesgo de cáncer y trombosis’’ detalla el Karolinska en su readaptación.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.