Press "Enter" to skip to content

Conceptos erróneos sobre los libertarios

Algunas personas al ver los argumentos de un libertario terminan con conceptos erróneos de lo que en realidad son las ideas de libertad, estos son algunos.

Al igual que la mayoría de los grupos ideológicos, los libertarios tienen la tarea de corregir los conceptos erróneos y los hombres de paja en sus propios puntos de vista.

Ya se han corregido algunos conceptos erróneos básicos sobre el libertarismo y su relación con otras ideologías (como el anarquismo, el liberalismo clásico y el objetivismo).


También se han aclarado los malentendidos de los puntos de vista libertarios sobre el aborto. Pero todavía hay numerosos conceptos erróneos comunes de los libertarios en manos de la persona promedio, independientemente de sus inclinaciones políticas.

Los libertarios son consumidores de marihuana

Uno de los temas más promovidos por los libertarios es la legalización de la marihuana. Esto no significa que sea el tema más importante para nosotros (aunque sí lo es), pero se promueve muy a menudo porque es uno de los hitos más alcanzables en la política actual.

¿Existen libertarios consumidores? Por supuesto. Muchos libertarios consumen la marihuana ya sea médica o recreativamente. Algunos lo usan a diario y otros no tan a menudo. Pero aún más comunes son los libertarios que solo lo han probado una vez, o que nunca lo han usado en absoluto.

La mayoría de los libertarios se oponen a la Guerra contra las drogas por principio, independientemente de si les afecta personalmente o no. Además los libertarios también se oponen a la guerra contra las drogas desde un punto de vista pragmático, considerando que el narcotráfico se beneficia de de la guerra contra las drogas.

Afirmar que los libertarios apoyan el uso de drogas desde un punto de vista ideológico es un gran error de los motivos de los libertarios. El libertarismo como ideología no respalda ni se opone al consumo de drogas. Solamente establece que dado que el uso de drogas no constituye una agresión, sería una violación del principio de no agresión si el Estado encarcela violentamente a las personas por el uso de drogas.

Las opiniones personales de los libertarios sobre qué drogas usarían o tolerarían usar varían mucho.

Los libertarios son negadores del cambio climático

Otra idea errónea de los libertarios es la de que no creemos en el cambio climático o que no nos importa el medio ambiente. Este es otro concepto erróneo que se deriva de la mala interpretación de lo que es el libertarismo.

Frédéric Bastiat aclara en su libro La ley el tema de que los opositores políticos malinterpretan la visión libertaria. Escribe: “cada vez que nos oponemos a que el gobierno haga algo, los socialistas concluyen que objetamos que se haga algo”.

Los libertarios se unen en una oposición al exceso de gobierno, no en una oposición a las cosas que se hacen por otros medios.

Los libertarios tienen muchos puntos de vista diferentes sobre el cambio climático. Todos coinciden en el rechazo de la Premisa 4 de las cinco premisas en el debate sobre el cambio climático, que es que la política del gobierno puede detener el cambio climático.

Algunos no creen que el cambio climático sea una amenaza, mientras que otros creen que es un problema importante. Todos están de acuerdo en que el gobierno es incapaz de resolver el problema.

Los libertarios están en contra de la salud y la educación

Como se dijo anteriormente, los libertarios solo se oponen a la acción del gobierno, no a la acción en sí. Un libertario, como casi todas las demás personas, quiere que la humanidad avance. Los libertarios quieren mejores condiciones de vida y acceso a la educación y la atención médica.

De hecho, los libertarios celebrarían si todos tuvieran acceso a una atención médica asequible. Lo que los libertarios rechazan es la idea de la salud y la educación administradas por el gobierno, puesto que son inferiores a la salud y la educación que surgirían en el libre mercado.

Al examinar la educación, los libertarios notan los logros de organizaciones como la Academia Khan al brindar acceso a la educación asequible (gratuito) de alta calidad para todos.

Luego observan las tasas de matrícula de las universidades públicas y la calidad de la educación en las escuelas públicas con cantidades increíbles de fondos de los contribuyentes y notan la diferencia.

¿Los libertarios apoyan a los ricos?

Una idea falsa que es menos que un malentendido y más un ataque deliberado es la afirmación de que los libertarios solo se preocupan por los ricos. Es cierto que a menudo defienden a los ricos, pero también defendemos a los pobres.

Cuando los libertarios se oponen al aumento de la regulación y al aumento del salario mínimo, esto es una defensa de los pobres, pero a menudo se ve erróneamente como una defensa de los ricos.

Algunos han utilizado La rebelión de Atlas de Ayn Rand como prueba, señalando su fuerte defensa de los ricos y los ataques a los pobres. Lo interesante es que aquellos que realmente han leído el libro refutan esta acusación.

Muchos de los antagonistas del libro son ricos, el mejor ejemplo es James Taggart, el hijo de un rico empresario que heredó su riqueza y no aporta nada.

Los libertarios se oponen a los aumentos de impuestos para cualquiera, ya sean pobres, clase media o los ricos. Pero como los ricos son a menudo el objetivo de los aumentos de impuestos, los libertarios están atascados defendiendo los aumentos de impuestos contra ellos mucho más a menudo que cualquier otra clase.

Es una diferencia en la visión del mundo y en la mala interpretación del funcionamiento del mundo (especialmente dentro de la política económica y gubernamental) lo que crea estos conceptos erróneos.

La gente asume que si abogan por una solución a un problema, los opositores a su solución también deben oponerse a solucionar el problema.

Este no es el caso. Los libertarios se opondrán a la intervención del gobierno como la solución, pero tenderán a estar de acuerdo en que existe un problema. Los libertarios están haciendo lo que pueden para resolver los problemas del mundo a través de organizaciones educativas como la Fundación para la Educación Económica y organizaciones benéficas como Voluntaryism in Action.

Solo porque los libertarios se oponen a la intervención del gobierno no significa que se opongan a la acción voluntaria personal y comunitaria por una buena causa.


Este artículo apareció por primera vez en Being Libertarian por Nathan Kreider.

Se el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *