The news is by your side.

El último post viral de Ocasio-Cortez reprueba economía básica

La congresista ‘socialista democrática’ Alexandria Ocasio-Cortez derrapó estrepitosamente al decir que la existencia de multimillonarios se debe netamente a la explotación.

1

Di lo que quieras sobre la querida representante de izquierda Alexandria Ocasio-Cortez, pero ella sabe cómo transmitir un mensaje en las redes sociales. Uno de los miembros más jóvenes de la Cámara de Representantes, el demócrata y socialista neoyorquino cuenta con 8.1 millones de seguidores en Instagram. Es una pena que Ocasio-Cortez haya usado una vez más su talento para volverse viral para difundir narrativas engañosas que ignoran la economía básica. Esta vez, en una de sus historias de Instagram , se le preguntó a la congresista sobre su posición de que los multimillonarios no deberían existir.

«La cuestión de los multimillonarios tiene menos que ver con ser un individuo ‘bueno’ o ‘malo’ y más con la inmoralidad de un sistema y una economía que no solo permite el abuso de la gente común, sino que recompensa financieramente a los poderosos que se benefician de no pagar a los trabajadores para ganarse un salario digno, mantener las medicinas costosas… O acumular niveles impensables de riqueza para unos pocos al negar las dignidades básicas de la vida de muchos», escribió. Ocasio-Cortez continuó: «Los multimillonarios son un síntoma de una sociedad que no le brinda a las personas elementos básicos de dignidad». Concluyó: «Si la gente quiere, podemos volver a abordar la cuestión de los multimillonarios cuando todos tengan atención médica, se aborde el cambio climático, y la gente tenga niveles de vida dignos reales».

El error detrás de la nueva treta de Ocasio-Cortez

Hay un problema evidente con la apasionada diatriba de Ocasio-Cortez: la economía no es un juego de suma cero. Su argumento subyace en la idea de que en el proceso de creación de riqueza, un multimillonario tuvo que quitarle esa riqueza a otra persona. Simplemente no es así como funciona una economía de libre mercado. Cuando usted compra voluntariamente alimentos en el mercado local, tanto usted como el dueño de la tienda se benefician de la transacción. Obtienes bienes que valen más para ti que el dinero que gastas en ellos (o de lo contrario no harías la compra) y viceversa para el dueño de la tienda.

Entonces, en la búsqueda de su fortuna, el dueño de una cadena de supermercados multimillonario tendría que enriquecer a millones de clientes creando oportunidades para transacciones mutuamente beneficiosas. La única forma de obtener una gran riqueza sin hacer esto sería presionar al gobierno para que establezca regulaciones de compinches o subsidios para obtener un monopolio artificial (el tipo de programas que Ocasio-Cortez a menudo apoya). Con su última diatriba anti-multimillonaria, Ocasio-Cortez se está involucrando en la falacia de suma cero, reflejo de un pensamiento económico pobre.

La realidad y la lógica contra Alexandria

«La falacia aquí es la suposición implícita de que hay un pastel fijo de riqueza y que lo que hace la actividad del mercado es simplemente distribuirlo entre individuos, hogares o naciones», explica el economista Steve Horwitiz. «Ignora la forma en que se crea riqueza mediante la producción y el intercambio», continúa. «Una de las ideas más fundamentales de la economía es que el intercambio es mutuamente beneficioso y, por lo tanto, crea riqueza», concluye. De hecho, la economista Deirdre McCloskey estima que los emprendedores exitosos solo ven alrededor del 2% de la riqueza total creada por su innovación. Tomemos al difunto CEO de Apple, Steve Jobs, por ejemplo.

Jobs Murió con un patrimonio neto de $ 10 mil millones. Eso lo convierte en uno de los malvados multimillonarios que Ocasio-Cortez quiere regular y eliminar a punta de impuestos. Sin embargo, no logró esta gran riqueza defraudando a la gente o aprovechando oportunidades que podrían haber ido a otros. Más bien, para convertirse en multimillonario, Jobs tuvo que impulsar la creación de 2 millones de empleos en los Estados Unidos. Casi 450,000 de estos puestos fueron creados a través de proveedores y aproximadamente 1,5 millones más indirectamente a través de un ecosistema minorista. Además, Jobs tuvo que supervisar el desarrollo y la distribución de productos que han mejorado enormemente nuestras vidas.

Por supuesto, Ocasio-Cortez y sus partidarios podrían argumentar que simplemente quieren abordar el estado final de la multimillonaria al tomar esa riqueza y redistribuirla a los necesitados. Pero cualquier política para lograr este objetivo, como la tasa impositiva máxima del 70% favorecida por la congresista, destruiría la estructura de incentivos que permite a los empresarios seguir subiendo. Para decirlo de manera simplista, Jobs probablemente se habría detenido después del primer iPod si hubiera enfrentado niveles confiscatorios de impuestos sobre cualquier éxito futuro. Entonces, si lo jugaras, el resultado natural de esta narrativa falaz no sería la utopía de justicia social que imagina Ocasio-Cortez. Sería una América donde todos somos mucho más pobres.

Este artículo fue escrito por Brad Polumbo y publicado por The Washington Examiner.

1 comentario
  1. CARLOS FIORENTINO dice

    Excelente nota. deja en claro las falacias del pensamiento socialista que ha empobrecido durante decadas a America Latina, y si lo implementaran en U.S.A. empobreceria a los norteamericanos. Felicitaciones.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.