The news is by your side.

Cómo Billie Eilish rompió la máquina de la música pop

Billie Eilish es única, su educación fue 100% en el hogar, se niega a ceder la parte creativa de sus trabajos y nunca permite que su imagen sea sexualizada.

Billie Eilish, una adolescente de diecisiete años educada 100% en el hogar, acaba de romper la máquina de la música pop.

Sabes que lo has logrado cuando un miembro de Nirvana te compara con el apogeo de su banda. Dave Grohl, el único baterista de Nirvana, el líder de los Foo Fighters, quien también abandonó la escuela secundaria, dijo exactamente eso.

«Lo mismo está sucediendo con ella, sucedió con Nirvana en 1991», dijo Grohl.

MÁS ARTÍCULOS
Economía Gig, el futuro puede ser la desescolarización junto a la libertad educativa

Las hijas de Grohl están obsesionadas con Eilish, al igual que millones de sus compañeros. Ella tiene 16.5 millones de seguidores en Instagram: eso es más gente de la que vive en todo el estado de Pennsylvania. Los asientos de primera fila para ver sus conciertos se venden por cientos de dólares en TicketMaster.

El álbum de debut de Eilish When We All Fall Asleep, Where Do We Go?, lanzado la semana pasada, fue precedido por miles de millones de transmisiones de singles lanzadas a través de SoundCloud y Spotify.

album billie eilish
En su álbum debut, todo va en contra de lo convencional, Billie siempre maneja sus contenidos y se niega a ceder la parte creativa de sus trabajos.

Ahora, se proyecta disfrutar de la tercera semana de transmisión más grande de un álbum de una mujer y el segundo lanzamiento más grande de 2019.

Todo sobre el disco va en contra de lo convencional. Su música oscila entre las baladas dulces y el House Dubstep. En sus videos musicales, ella yuxtapone su inocente y entrecortado falsetto con imágenes grotescas: la espalda llena de agujas, la sangre goteando de sus ojos pesadamente cerrados, una tarántula saliendo de su boca.

Sus influencias son eclécticas: partes iguales de Lorde, dubstep bass y una pesadilla gótica, con salpicaduras de SoundCloud rap y Atlanta trap. Sus letras son oscuras e irónicas y divertidas en un estilo cómico que solo la generación Z entiende realmente.

Partes iguales alegres y morosas sobre ideas de muerte y fracaso. Ella canta sobre cosas que los adolescentes realmente comprenden: el desamor y el primer amor, el asesinato y el Xanax. Es una música extraña. Tan extraña como increíble y alucinante.

MÁS ARTÍCULOS
Un argumento conservador para el aborto en el caso de violación

Igualmente rara es la cantante, Billie Eilish Pirate Baird O’Connell. Sí, uno de sus nombres medios es Pirata. Ella asume el estereotipo del ídolo pop adolescente. Su estilo ha sido descrito como «cybergoth anime raver», una serie de palabras que no tendrán sentido para ninguna persona nacida antes de 1995.

billie eilish estilo
Contrario a la mayoría de adolescentes, Billie Eilish fue educada 100% en su hogar.

Ella se niega a ser estilizada, aerografiada o sexualizada como las estrellas adolescentes que la precedieron. De hecho, ella se niega a ceder ningún control creativo alguno sobre sus contenidos.

Ella escribe y produce sus propias canciones con su hermano Finneas. Ella elige su vestuario, diseña su mercancía y recientemente se asoció con Spotify para crear una experiencia inmersiva sin precedentes para el álbum.

Hablando en The New York Times, dijo: «Todo podría ser más fácil si quisiera, pero no soy ese tipo de persona y no soy ese tipo de artista». Ella es completamente independiente, sin dudas empresarial y Gen Z por excelencia, como ningún artista que hayamos visto antes.

Sus padres, optando por la libertad educativa decidieron educar en el hogar a sus hijos hace veintitantos años después de descubrir que los adolescentes sensación Hanson, una banda de niños detrás del éxito «MMMBop», fueron educados en el hogar. El padre de Billie, Patrick O’Connell, le dijo a The New York Times:

Fui completamente barrido por estos niños. Eran religiosos de Oklahoma educados en casa, pero no obstante. Claramente, lo que sucedió fue que se les había permitido seguir las cosas que les interesaban.

O’Connell y su compañera Maggie Baird siguieron el mismo espíritu de crianza. Se animó a los niños a seguir sus pasiones: bailar para Billie, escribir canciones para su hermano y compañero musical Finneas.

Hace cuatro años, Finneas reclutó a Billie, de 13 años, para ser la voz de una canción que había escrito para su banda: el futuro éxito viral Ocean Eyes, que alcanzó el número 25 en el Billboard’s Spotify Velocity chart. El resto es historia sigue en proceso.

Más que nada, Eilish es auténtico y vulnerable de una manera que la industria pop no puede entender, fabricar o cooptar. La suya es la autenticidad única de los niños que no han sido oprimidos por el status quo perpetuado por la escolarización tradicional impuesta por el Estado.

Es una urraca musical, decorando su nido con fragmentos brillantes de géneros que no coinciden. Parece que nunca pregunta: «¿Puedo hacer esto?» O «¿Encaja esto?» Ella solo hace música, sin escrúpulos sobre el género y la comercialización.

MÁS ARTÍCULOS
Venezuela después del chavismo, qué reformas implementar

Billie Eilish ha inducido a millones de adolescentes al atreverse a ser diferente. Es una niña rara, del tipo que habría sido acosada en el patio de recreo o susurrada en los vestuarios de la escuela intermedia.

Tal vez si ella hubiera soportado eso, habría virado. Tal vez hubiera tratado de mezclarse. Pero si lo hubiera hecho, no sería la increíble artista que es hoy. Ella sería otra pieza de la máquina de música pop en lugar de la chica que la rompió. La música de Eilish no cabe en una caja, tal vez porque sus padres nunca le pidieron que lo hiciera.

Este artículo apareció por primera vez en FEE por Tricia Beck-Peter.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

catorce − nueve =