The news is by your side.

Corriendo por la libertad Brasil: entrevista con candidatos libertarios al congreso

0

Lawrence Reed habla con Kim Kataguiri, Marcel van Hattem y Priscila Chammas, candidatos libertarios al Congreso Nacional en Brasil.

El Sr. Reed desea agradecer a Rafael Ribeiro de Salvador, Brasil, por su ayuda en esta entrevista. Rafael Ribeiro es un activista brasileño pro-libertad y ex alumno de Fulbright. Mientras estuvo en la Universidad de Georgia, tuvo una experiencia de un año con el movimiento de libertad en los EE. UU. Con organizaciones como Turning Point USA y Young Americans for Liberty y publicó un artículo sobre Roberto Campos en FEE.org.
[AdParrafo1]
En las elecciones muy importantes de octubre de 2018, los brasileños elegirán un nuevo presidente y una legislatura (conocida como el Congreso Nacional y dividido entre dos cámaras, la Cámara de Diputados y el Senado Federal). Se decidirán los 513 escaños en la cámara baja y 2/3 de la cámara alta de 81 escaños.

Entrevista de Reed a van Hattem, Chammas y Kataguiri

Tres candidatos para escaños en el Congreso Nacional son especialmente interesantes: Marcel van Hattem, actualmente miembro electo de la asamblea en su estado de Rio Grande do Sul; Priscila Chammas, representando al estado de Bahía; y Kim Kataguiri, un candidata de São Paulo. Son jóvenes, articulados y apasionados por la libertad. (Ver biografías en la página inferior).

Brasil es el país número 1 en el mundo, después de EE. UU., Por las traducciones y publicaciones de la literatura FEE, lo que refleja un interés significativo y creciente en la economía de libre mercado en esa nación de casi 210 millones de personas. Sorprendentemente, el presidente de la FEE, Lawrence Reed, tiene casi 30,000 fanáticos de Brasil en su página personal de Facebook. Recientemente, Reed entrevistó a van Hattem, Chammas y Kataguiri, cuyo texto nos complace compartir aquí:

Reed: Gracias, Marcel, Priscila y Kim, por tomarse el tiempo para responder mis preguntas. Sé que todos se están postulando porque quieren reducir las cargas del gobierno y fortalecer el emprendimiento privado y la oportunidad económica. A nuestros lectores les gustaría saber, brevemente de cada uno de ustedes, qué fue lo primero que los «encendió» a estas ideas.

Kim Kataguiri: ¡Hola, Larry! Es un placer hablar con usted y con los lectores de FEE. Después de 13 años de administraciones del Partido de los Trabajadores y especialmente debido al caos social y económico causado por la ex presidenta Dilma Rousseff, me di cuenta de que la solución a los problemas provocados por el gran gobierno era menos Marx y más Mises. Como escribió en un artículo sobre mí hace tres años, estuve muy involucrado en la organización de manifestaciones masivas que finalmente llevaron a la destitución de Rousseff. Leer las obras de Ludwig von Mises y muchos artículos del sitio web FEE me convenció de que la libertad y el libre mercado eran las claves del futuro de Brasil.
[AdsenseMitad]
Marcel van Hattem: ¡Encantado de hablar contigo, Larry! Nací en una familia de pequeños empresarios y fui testigo de todos los problemas que mi padre tuvo con el gobierno poniendo en peligro sus negocios. Otro factor importante fue el comienzo de la administración del Partido de los Trabajadores precisamente en los años en que formé mis puntos de vista políticos, que desde entonces han sido críticos con la ideología de izquierda. Aunque se sabe que mi estado ha lanzado varias figuras socialistas a la política nacional, permanecí firme en mis convicciones y la lucha diaria con la izquierda ha reforzado la certeza de que solo las ideas de libertad ofrecen los mejores resultados económicos y sociales.

Priscila Chammas: ¡Hola, Larry! Les agradezco la oportunidad de hablar con un grupo de expertos tan importante para las ideas de la libertad en el mundo. Como cuestión de hecho, siempre fui libertaria sin darme cuenta. Viví en ambientes totalmente dominados por la izquierda durante mucho tiempo (soy periodista y me gradué de una universidad pública), y me sentí un poco sola en mis ideas. A partir de ese momento, empecé a estudiar economía por cuenta propia, aprendí sobre el índice de libertad económica de Heritage Foundation, sus países líderes, las políticas que funcionaron alrededor del mundo, y descubrí que tenía razón sobre mis ideas desde el principio. Esto me dio la motivación para seguir adelante y defender con mayor convicción las ideas de la libertad.

Reed: los socialistas han estado a cargo de la política gubernamental en Brasil durante años. ¿Crees que los brasileños podrían ser más propensos a abrazar el capitalismo ahora y, de ser así, por qué? ¿Qué ha cambiado?

Kim Kataguiri: La población brasileña ha visto lo que significa tener la izquierda en el poder: corrupción, privilegios para la casta alta de funcionarios públicos, inflación y crisis económica. Ahora, buscan una alternativa. Tanto los conservadores como los libertarios tienen el deber de demostrar que el liberalismo/libertarismo clásico es la mejor alternativa a la crisis que hemos enfrentado. La izquierda ya no es hegemónica en la academia, la prensa y las redes sociales. Hay debate y, debido al monumental fracaso de las administraciones del Partido de los Trabajadores, nuestra narrativa está ganando.

Priscila Chammas: Sí, los brasileños son más propensos a abrazar el capitalismo ahora, pero todavía no es un boleto que la mayoría de la gente compra fácilmente. Sin embargo, si comparamos la mentalidad de hoy con la de hace diez años, ¡no tengo dudas de que hemos progresado mucho! El sitio web de FEE, las numerosas traducciones portuguesas de su trabajo y sus apariciones personales en Brasil han sido contribuciones importantes para este progreso.

Reed: ¿Por qué tantos brasileños apoyaron a los socialistas en primer lugar, comenzando hace décadas?

Kim Kataguiri: Los brasileños tienen una mentalidad patrimonial muy fuerte, que es una herencia de la época colonial. Este patrimonio está muy bien descrito por Gilberto Freyre en su obra maestra «Los Maestros y los Esclavos». La imaginación colectiva de los brasileños siempre espera un salvador, un padre, alguien que cuide a la gente. En la política contemporánea, la ideología más cercana al patrimonialismo es el socialismo, de ahí la simpatía de los brasileños por ese lado del espectro político.

Marcel van Hattem: El patrimonialismo y la práctica de la política de amiguismo tradicional en Brasil se combinaron perfectamente con las ilusiones vendidas por los socialistas. Por un lado, tienes los «Maestros del Poder», como lo describen Raymundo Faoro, políticos que a lo largo de la historia se apropian de la mayoría de lo que es público para ellos y le devuelven una pequeña porción a la gente. Por otro lado, los socialistas dicen que atacarán las desigualdades sociales luchando contra las viejas oligarquías políticas y ayudando a los pobres cuando de hecho terminan uniendo fuerzas con antiguos enemigos para mantenerse en el poder, transformándose en una nueva oligarquía que esclaviza a los pobres a través de políticas sociales que producen dependencia. Debido a esta suma de factores, los partidos y candidatos socialistas y populistas siguen teniendo una participación significativa en las preferencias electorales.

Reed: ¿El fracaso del socialismo en la vecina Venezuela es un factor en el pensamiento actual en Brasil?

Priscila Chammas: ¡Por supuesto! La gente está viendo lo que realmente sucede cuando se implementa el socialismo. Este es solo otro caso de fracaso del socialismo, pero el hecho de que esté sucediendo cerca de nosotros y que los venezolanos estén huyendo a Brasil, que no es una potencia mundial, hace que este ejemplo sea más impresionante. Pero lamento el hecho de que todavía hay personas que intentan argumentar que este no es el verdadero socialismo, o que se debe culpar a la escasez en Venezuela de las empresas capitalistas que «no piensan en la gente». Y lo siento aún más cuando mis compañeros periodistas no lo nombran. Rara vez un periodista de los principales medios de comunicación cita la verdadera causa de la pobreza y el colapso en Venezuela, que es indudablemente el socialismo.

En Brasil nunca ha habido tantos candidatos pro libertad al congreso

Reed: ¿Hay un número suficiente de candidatos en favor de la libertad que puedan ganar en octubre para hacer alguna diferencia en el Congreso? ¿Y el Senado y la Presidencia? ¿Cuáles son las perspectivas de libertad en esos cargos?

Kim Kataguiri: Todavía hay algunos candidatos conservadores/libertarios que se postulan para el Senado. El Senado brasileño está compuesto por políticos experimentados, generalmente ex gobernadores o ex alcaldes de capitales. No tenemos suficiente visibilidad y experiencia para llenar este vacío aún en ese cuerpo del Congreso. Las cosas se ven mejor para nosotros en la cámara baja.

Marcel van Hattem: Los autoproclamados candidatos a favor de la libertad que se postulan para la Presidencia son escasos. Destacaría dos nombres que apoyan abiertamente el libre mercado: João Amoêdo, el candidato de mi partido (NOVO), que defiende con firmeza las privatizaciones, la reducción de privilegios, la reforma de las pensiones, los recortes fiscales y la desregulación. El otro nombre es Jair Bolsonaro, quien actualmente lidera las encuestas. Bolsonaro cuenta con Paulo Guedes, un auténtico economista pro mercado y ex alumno de la Universidad de Chicago, como su principal asesor económico. Una cosa es segura: Independientemente de quién gane, las ideas pro-libertad estarán fuertemente presentes durante la campaña electoral en las propuestas de prácticamente todos los candidatos, y una vez en el poder, nadie podrá escapar de las reformas necesarias que rejuvenecerán el Economía brasileña

Priscila Chammas: Nunca hemos tenido tantos candidatos pro-libertad en Brasil para el Congreso. Prácticamente en todos los estados brasileños, hay al menos una de esas opciones. Nunca antes había visto algo así en mi vida. Además, nuestras ideas se están volviendo populares, e incluso los políticos que nunca han estado a favor de la libertad ven una ventaja en la defensa de la libertad. Esto es bueno porque hace que las personas equivocadas hagan lo correcto. Pero debemos tener mucho cuidado con los candidatos que usan un discurso para atraer el segmento y una vez elegidos, comienzan a defender más impuestos y regulaciones, olvidando las promesas de la campaña.

Reed: ¿Qué cambios específicos de política le gustaría ver logrados para la economía brasileña?

Kim Kataguiri: El cuello de botella más grande del dinero público es la seguridad social. Solo reformando nuestro sistema de seguridad social podemos recortar y simplificar los impuestos, reducir drásticamente el tamaño del gobierno y allanar el camino para el desarrollo.

Marcel van Hattem: Añadiría la extrema necesidad de que el gobierno se centre en lo que es más esencial: la inseguridad pública. Desafortunadamente, más personas mueren en Brasil que en países que están en guerra. El número de homicidios al año en el país, entre 60 y 70 mil muertes, es más alto que en Siria. Sin una lucha seria contra la impunidad mediante el estado de derecho, una reforma del sistema penitenciario en asociación con el sector privado y la valorización de las fuerzas de seguridad, la atracción de inversiones y, lo más importante, la preservación de vidas serán cada vez más difíciles.

Priscila Chammas: reducción y simplificación de impuestos; privatización de empresas estatales; cambio de incentivos para los recaudadores de impuestos, a quienes hoy se alienta a los empresarios finos, ya que dependen de esto para obtener bonificaciones, etc.

Reed: ¿Qué te impulsó a postularte para un escaño en el Congreso Nacional en lugar de a la asamblea estatal este año?

Kim Kataguiri: La próxima legislatura será decisiva para el futuro del país. O tendremos un presidente reformista, que continuará el trabajo realizado por el equipo económico del actual gobierno, o tendremos un presidente radicalmente nacionalista, que hará que Brasil se parezca cada vez más a Venezuela. Como líder de MBL (Movimiento Libre de Brasil), no puedo ser un espectador en este importante choque. Es una oportunidad histórica para implementar las ideas correctas en nuestro país.

Marcel van Hattem: ya era concejal en mi ciudad natal, Dois Irmãos, y luego me lancé tres veces para Diputado de Estado en Rio Grande do Sul hasta que fui elegido en 2014 a la edad de 28 años. Fue una experiencia muy importante y me hizo entender mejor cómo funciona la política. Sin embargo, estoy de acuerdo con Kim: refrescar a los políticos en el Congreso Federal es absolutamente urgente. Por lo tanto, decidí postularme para diputado porque quiero participar en un equipo de nuevos congresistas en Brasilia que trabaja en conjunto para defender las ideas que trajeron prosperidad donde sea que se implementen. Lucharemos contra la avaricia y el oscurantismo de los socialistas.

Priscila Chammas: El pacto federal brasileño es un factor importante en mi caso. Es en el Congreso Nacional donde ocurren los cambios principales porque los estados aquí no tienen casi autonomía para decidir asuntos importantes, diferentes de lo que sucede en los Estados Unidos, por ejemplo. El Congreso Nacional es el lugar donde debe darse el cambio para fortalecer el sistema federal, reduciendo el poder centralizado y enviándolo a los gobiernos locales y al pueblo.

Reed: ¿Las políticas o los políticos estadounidenses son factores en la política brasileña? Por ejemplo, ¿el comercio con los EE. UU. Es un problema o los votantes brasileños tienen opiniones fuertes sobre la administración de Trump?

Kim Kataguiri: El votante promedio no se preocupa por la política estadounidense, ni siquiera sabe quién es Donald Trump. Sin embargo, los votantes específicos para candidatos libertarios como yo, los que tienen más probabilidades de votar, siguen y se preocupan. Más comercio con EE. UU. Y menos asociación con dictaduras africanas y latinoamericanas es una demanda fuerte y frecuente.

Marcel van Hattem: Muchos brasileños, especialmente en los últimos años, han visto a Estados Unidos como una puerta de entrada a los problemas que enfrentan aquí en Brasil. A pesar del prejuicio extendido por la izquierda contra un supuesto «imperialismo yanqui», es claro para el ciudadano común que las naciones más prósperas tienen una razón para serlo. Esta razón está directamente relacionada con las instituciones que poseen y con la recompensa del esfuerzo, el mérito y la libre empresa. Sin embargo, siempre digo: no quiero vivir en otro país; ¡Quiero vivir en otro Brasil! Y este otro Brasil solo es posible con más libertad y menos gobierno.

Internet rompió el oligopolio de la prensa

Reed: en la medida en que cualquier generalización es posible, ¿crees que los jóvenes en Brasil son más o menos amigables con el capitalismo que las generaciones mayores?

Kim Kataguiri: Los jóvenes son más receptivos, sin duda. La mayoría de la audiencia de MBL (Movimento Brasil Livre), que es de 40 millones de personas, por ejemplo, está formada por personas de entre 17 y 35 años. Internet rompió el oligopolio de la prensa, y como consecuencia, personas más jóvenes como yo comenzamos a tener acceso a las ideas de la libertad a través de sitios web y redes sociales.

Priscila Chammas: Dado que tienen más tiempo disponible, los jóvenes estudian más a través de grupos de expertos libertarios como Mises Brasil y FEE, que han hecho un excelente trabajo desmitificando ciertos conceptos. En cuanto a las generaciones mayores, nunca lo han leído, ni aceptan soluciones que parezcan muy radicales, pero ven en la práctica, en sus vidas cotidianas, cómo el gobierno pone en peligro las vidas de las empresas y el desarrollo del país, además de las personas mayores han sido testigos del fracaso del socialismo en América Latina y Europa del Este.

Reed: ¿Por qué crees que FEE tiene tantos seguidores en Brasil?

Marcel van Hattem: En primer lugar, por la calidad de su contenido, obviamente. Los brasileños están buscando contenido de calidad e Internet ha sido un medio esencial para propagar dicho contenido. FEE ha sido ejemplar con su sitio web, sus boletines de noticias que también recibo, así como otros canales de comunicación. En el caso brasileño, en particular, también agregaría que era muy importante establecer institutos que propagaran las ideas de la libertad durante algún tiempo, y que han sido grandes socios de FEE: Instituto Liberal de Río y Libertad de Río Grande do Sul; El Instituto Milenio en Rio de Janeiro; Mises Brasil en São Paulo; los institutos de capacitación para el liderazgo empresarial en Santa Catarina, Belo Horizonte, São Paulo y Vitória; más recientemente, Students for Liberty; y por supuesto, en mi caso específico porque soy de Porto Alegre.
[AdsenseFinal]

Ayn Rand y La rebelión de Atlas

Reed: Gracias, Marcel. También podría agregar que hay personas excelentes y pro libertad en la Universidad Presbiteriana Mackenzie en São Paulo, donde di una conferencia en noviembre pasado. Allí tienen un Centro para la Libertad Económica, dirigido por mi amigo Vladimir Fernandes. ¿Qué autores te han inspirado a defender las ideas de libertad en Brasil?

Kim Kataguiri: Milton Friedman es mi principal influencia. Era simple, directo, didáctico y pragmático. Friedman no solo teoriza sobre el liberalismo clásico sino que también da ejemplos concretos de cómo la libertad económica y las políticas públicas basadas en el libre mercado mejoran las vidas de las personas. En las conferencias, siempre cito las cuatro formas de gastar el dinero que él usa, y eso hace que muchas personas indecisas o aparentemente socialistas se aficionen al liberalismo clásico en menos de dos minutos. ¡Es impresionante! Usted mismo los explicó en su «Política de siete principios de sonido», con la que muchos brasileños están familiarizados.

Marcel van Hattem: Tres libros que siempre cito en mis conferencias como fundamentales para aquellos que quieren abrir sus mentes y comprender más acerca de la libertad son Las seis lecciones de Ludwig von Mises; La ley de Bastiat ; y Camino de servidumbre por Friedrich Hayek. Sin embargo, la lectura más relevante para mí fue Atlas encogida por Ayn Rand, debido a su mensaje de persistencia.

Priscila Chammas: Podría enumerar varios libros aquí, pero seguro quién me inspiró más fue Ayn Rand y la La rebelión de Atlas. Ella logró poner en papel cosas que siempre quise decir y no sabía cómo. El libro es el retrato de lo que sucedió en Venezuela y lo que le sucedería a Brasil si Dilma no hubiera sido acusada. Creo que todos los políticos brasileños deberían leer este libro.

Reed: ¡Muchas gracias a cada uno de ustedes, Kim, Marcel y Priscila, por tomarse el tiempo para esta interesante entrevista! Espero verlos en mis futuras visitas a Brasil. Estaré hablando en Santa María este noviembre para Clube Farroupilha en el Simpósio Interdisciplinar Farroupilha (Simposio Interdisciplinario de Farroupilha), y luego el próximo marzo en Florianópolis para el Instituto de Formación de Líderes de Santa Catarina.


A continuación la información de redes sociales de los candidatos para conocer más acerca de sus ideas

Kim Kataguiri : ¡Absolutamente!
Página de Facebook: Kim Kataguiri
Instagram: @kimkataguiri
Twitter: @kimpkat

Marcel van Hattem : ¡Claro!
Facebook: @marcelvh
Instagram: @marcelvanhattem
YouTube: / marcelvanhattemoficial
Sitio web: www.marcelvanhattem.com.br

Priscila Chammas : ¡Por supuesto!
Facebook: @priscilachammas
Instagram: @priscilachammas_oficial
www.youtube.com/c/PriscilaChammas
www.priscilachammas.com.br

Más sobre los candidatoskim kataguiri

Kim Kataguiri, de 22 años, es un activista libertaria y cofundadora de Movimento Brasil Livre. En 2015 y 2016, dirigió grandes protestas callejeras que culminaron en la destitución de la ex presidenta Dilma Rousseff. Kim se está postulando para diputado federal para el estado de São Paulo.marcel van hattem

Marcel van Hattem, de 32 años, es politólogo y ex concejal y ex diputado de Estado en Rio Grande do Sul. Sosteniendo puntos de vista clásicos liberales / conservadores, van Hattem se está postulando a diputado federal por su estado.priscila chammas

Priscila Chammas, de 34 años, es una periodista y activista pro-libertad. En 2016, en su debut en política, tuvo una participación sorprendente en las papeletas que casi hicieron a su concejal en su ciudad natal Salvador. Este año, Chammas se presenta como Diputado Federal para el estado de Bahía.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.