The news is by your side.

Las personas más pobres se enriquecen más rápido gracias al capitalismo

Gracias al capitalismo de libre mercado, las personas en el fondo de los estratos sociales, son las que se están enriqueciendo más rápido.

0

El martes pasado se cumplió el 25 aniversario del Día Internacional de las Naciones Unidas para la Erradicación de la Pobreza. La fecha coincide intencionalmente con el 30 aniversario del Llamado a la acción, que vio al activista francés contra la pobreza, el Padre Joseph Wresinski, pedirle a la comunidad internacional, frente a 100.000 parisinos, que  «se esfuerce por erradicar la pobreza extrema».

Para conmemorar la ocasión, Antonio Guterres, Secretario General de las Naciones Unidas, apareció en un breve video que evalúa el estado actual de la pobreza mundial. A pesar de señalar problemas como el desempleo, la desigualdad y los conflictos que continúan en algunas regiones, Guterres observó correctamente que desde 1990 el mundo ha logrado «un progreso notable en la erradicación de la pobreza».

Si bien es valioso reconocer que los problemas persisten, es importante reflexionar sobre cuán lejos hemos llegado.

Rápido alivio de la pobreza

La velocidad del alivio de la pobreza en los últimos 25 años ha sido históricamente sin precedentes. No solo la proporción de personas en pobreza se encuentra en un mínimo histórico, sino que, a pesar de agregar 2 mil millones a la población del planeta, el número total de personas que viven en la pobreza extrema también ha disminuido.

Como Johan Norberg escribe en su libro Progreso, “Si tuvieras que elegir una sociedad para vivir, pero no sabías cuál sería tu posición social o económica, probablemente elegirías la sociedad con la proporción más baja (no los números más bajos) de pobres, porque este es el mejor juicio de la vida de un ciudadano promedio». Bueno, en 1820, el 94% de la población mundial vivía en la pobreza extrema (menos de $1,90 por día ajustado por el poder adquisitivo). En 1990, esta cifra era del 34,8%, y en 2015, solo del 9,6%.

En el último cuarto de siglo, más de 1,25 mil millones de personas escaparon de la pobreza extrema, lo que equivale a más de 138.000 personas (es decir, 38.000 más que la multitud parisina que saludó al Padre Wresinski en 1987) siendo sacadas de la pobreza todos los días. Si le toma cinco minutos leer este artículo, otras 480 personas habrán escapado de los grilletes del extremo de la pobreza para cuando termine. El progreso es asombroso. En 1820, solo 60 millones de personas no vivían en la pobreza extrema. En 2015, 6,6 mil millones no lo hicieron.

Ahora consideremos a aquellas personas que todavía están atrapadas en la pobreza extrema. El sitio web del estudioso de la Universidad de Oxford, Max Roser, Our World in Data, utilizó las bases de datos del Banco Mundial para estimar que en 2013 había 746 millones de personas viviendo en la pobreza extrema. De estas personas, un poco más de 380 millones residían en África, y Nigeria alberga el mayor número (86 millones). Mientras tanto, 327 millones de personas en pobreza extrema vivían en Asia, con India teniendo la mayor proporción con diferencia (218 millones). China tenía 25 millones. Los 35 millones restantes vivían en América del Sur (19 millones), América del Norte (13 millones), Oceanía (2,5 millones) y Europa (0,7 millones).

Dicho de otra manera, de aquellos que viven en la pobreza extrema, más del 40% residía en solo dos naciones: India y Nigeria.

El mas pobre de los pobres

Desde sus reformas de liberalización económica en 1991, el ingreso promedio de la India ha aumentado un 7,5% anual. Eso significa que el ingreso promedio se ha más que triplicado en el último cuarto de siglo. A medida que aumentó la riqueza, la tasa de pobreza en India disminuyó en casi un 24%. Pero lo más importante, para los dalit, la casta más pobre y más baja de la sociedad india, la tasa de pobreza durante este período disminuyó aún más rápido, en un 31%. Eso significa que en la nación que tiene, con mucho, el mayor número de personas en extrema pobreza, son las personas en el fondo de los estratos sociales las que se están enriqueciendo más rápido.

Una tendencia similar se puede ver en Nigeria. Desde el nuevo milenio, el ingreso interno bruto per cápita ha aumentado en más del 800%, de $270 a más de $2.450. Hay mucho trabajo por hacer, pero este nivel de progreso muestra que incluso en los países más pobres, la velocidad del crecimiento económico es alentadora.

Para ayudar a los más pobres, considere el impacto que el capitalismo de libre mercado ha tenido en los últimos 200 años para aliviar la pobreza extrema. La Revolución Industrial convirtió a los países occidentales, una vez empobrecidos, en sociedades abundantes. La nueva era de la globalización, que comenzó alrededor de 1980, vio al mundo en desarrollo ingresar a la economía global y resultó en el mayor escape de la pobreza jamás registrado. Eso es algo que el difunto padre Wresinski hubiera estado ansioso por celebrar.

Publicado con permiso de FEE. Por: Alexander Hammond.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.