The news is by your side.

Trump otorga USD $12.000 millones en subsidios agrícolas por la guerra comercial

Debido a los productores afectados por la guerra comercial, Trump se ha visto obligado a otorgar USD 12.000 millones en subsidios agrícolas.

Ludwig von Mises mostró cómo una intervención del gobierno conduce inevitablemente a más intervenciones. Eso es porque la intervención original produce una crisis. En ese punto, los funcionarios públicos tienen una opción: revocar la intervención o promulgar una nueva intervención para enfrentar la crisis. La probabilidad de que adopten la primera es nula porque eso implicaría admitir que estaban equivocados. Entonces, promulgan la nueva intervención, que luego produce una nueva crisis. El proceso termina como una serie interminable de crisis e intervenciones.
[AdParrafo1]
Ahora tenemos un ejemplo clásico de ese fenómeno con el nuevo plan de bienestar de $ 12,000 millones de Trump para los agricultores. Trump comenzó una guerra comercial elevando los aranceles en varios países. Descartando cualquier consecuencia negativa, dijo que las guerras comerciales son fáciles de ganar.

No es sorprendente que los países a los que Trump se dirigió hayan tomado represalias con el aumento de los aranceles a las personas en los Estados Unidos, que ahora tienen un impacto adverso en varios sectores de la economía de los EE. UU. Uno de ellos son los agricultores, que ahora están experimentando una caída extrema en las ventas.

En lugar de admitir que estaba equivocado al comenzar su guerra comercial, Trump decidió otorgarles a los granjeros un subsidio de bienestar de $ 12 mil millones, no con su propio dinero, sino con el dinero que los contribuyentes estadounidenses envían al IRS. Con las elecciones de mitad de período previstas para noviembre, Trump quiere hacer todo lo posible para apaciguar a su base, incluso si eso significa abrazar un nuevo y costoso programa de bienestar socialista.

MÁS ARTÍCULOS
El encargado de una multimillonaria red de lavado del régimen venezolano

Eso es precisamente lo que Mises dijo que sucedería con el intervencionismo: el intervencionismo produce crisis que luego se utilizan para justificar nuevas intervenciones.

También tenemos la visión de Friedrich sobre los planificadores centrales, es decir, los funcionarios del gobierno que creen tener la sabiduría y la inteligencia para planificar la actividad económica. Hayek llamó a esta forma de pensar «la presunción fatal». ¿Qué mejor término para describir a Donald Trump? Está absolutamente seguro de que su plan central para el comercio internacional es mejor que cualquier cosa que puedan lograr el libre mercado y el comercio sin intervenciones.

Excepto que no lo hará. Si aprendimos algo de la experiencia soviética, es que la planificación central nunca funcionará. Es un sistema intrínsecamente defectuoso. Nunca producirá prosperidad. Nunca producirá armonía. El plan central de Trump para el comercio realmente hará exactamente lo contrario. Producirá más crisis, más desarmonía y más empobrecimiento, junto con más intervencionismo y más bienestar.
[AdsenseFinal]
Por Jacob G. Hornberger para The Future of Freedom Fundation, puedes encontrar el artículo original en el siguiente enlace.

1 comentario
  1. […] bien la estrategia de imponer aranceles le está costando caro a la economía estadounidense, Trump tenía razón en su momento cuando dijo que China no tenía […]

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

cinco × tres =