The news is by your side.

Usted no tiene tal cosa como un ‘derecho a la salud’

Contribuciones voluntarias o caritativas pueden proporcionar atención médica significativa a las personas vulnerables, sin utilizar la coacción del Estado.

Últimamente, se ha puesto de moda referirse a la salud como un derecho humano básico. Después de todo, la idea de evitar que las personas se enfermen y/o mueran es atractiva para casi todos.

Los defensores de esta ideología a menudo comienzan su argumento apelando al derecho a la vida y concluyen que sin la asistencia médica morirán, por lo tanto, el derecho a la vida implica un derecho a la atención médica.

En este tipo de discusiones, el término «derechos» se infla constantemente más allá de su definición correcta y significativa. Las personas usan la palabra «derecho» para describir las cosas buenas a las que se sienten autorizadas.

La educación ha pasado de ser meramente beneficiosa a ser un derecho. El ingreso básico universal ha pasado de ser un objetivo digno a ser un derecho. Describir estos diversos artículos como derechos implica, no solo que son importantes y beneficiosos, sino que todos los seres humanos tienen derecho a ellos y la sociedad es responsable de proporcionarlos.

Sin embargo, a pesar de que suena bien al principio, esta línea de razonamiento tiene algunos problemas que espero exponer en el resto de este artículo.

¿Qué es el derecho a la vida?

La mayoría de la gente afirma el derecho a la vida. El gobierno de los Estados Unidos, por ejemplo, se basó en el supuesto de que todos los hombres están “dotados por su Creador de ciertos derechos inalienables que entre estos están la vida, la libertad y la búsqueda de la felicidad”.

Tenga en cuenta que estos derechos son otorgados por Dios e impiden cualquier derecho que pueda ser otorgado por el gobierno. Estos tipos de derechos a menudo se denominan derechos naturales porque existen independientemente del grado de gobierno o la costumbre social.

El profesor James Sadowsky describe este concepto de derechos: “Cuando decimos que uno tiene el derecho de hacer ciertas cosas, queremos decir esto y solo esto, que sería inmoral para otro, solo o en combinación, impedir que lo haga por el uso de la fuerza física o la amenaza de ello».

MÁS ARTÍCULOS
El café de starbucks de Daenerys probó una verdad de Friedrich Hayek

Siendo coherente con la definición de Sadowsky, diría que estos derechos naturales son derechos negativos (dictan la inacción) y no derechos positivos (dictan la acción).

Esto significa que los individuos tienen prohibido interferir con los derechos de los demás, pero no están obligados a actuar para mantener los derechos de los demás.

Por ejemplo, muchos considerarían el derecho de propiedad como un derecho natural. Si bien este punto de vista sostendría que un individuo no puede robar la casa de otro, no sostendría que un individuo debe renunciar a su propiedad para proporcionar una casa para otro.

Implicaciones de los derechos positivos

Como se mencionó anteriormente, los derechos naturales no pueden ser derechos positivos sin ser contradictorios. ¿Cómo puede decirse, por ejemplo, que un individuo tiene un derecho significativo a la propiedad si este se ve obligado a renunciar a su propiedad para satisfacer el derecho positivo a la propiedad de otro?

Llamar al derecho de propiedad un derecho positivo sería contradictorio porque obliga a una persona a mantener los derechos de propiedad de otra violaría simultáneamente los derechos de propiedad de la persona inicial.

De manera similar, ¿cómo se puede decir que un individuo tiene un derecho significativo a la vida y la libertad si este individuo está obligado a vivir como esclavo para mantener el derecho positivo a la vida de otro? Una cosa no puede ser un derecho natural si implica violar los derechos naturales de otra persona.

La moral y los derechos

Por lo tanto, considero que el derecho a la vida es un derecho negativo y no un derecho positivo. Si bien este punto de vista obliga a los individuos a no matar a otros, no obliga a los individuos a mantener a otros con vida.

MÁS ARTÍCULOS
Los comunistas soviéticos eran profundamente anticientíficos

Obligar a un individuo a hacer una operación a otro sería una forma de esclavitud y una clara violación de los derechos individuales a la vida y la libertad. ¿Es el derecho de una persona a la vida más importante que el de otra? ¿Se puede justificar la esclavitud de un individuo para beneficiar a otro? Este es un camino peligroso por el que viajar.

Yo quiero ser claro que, cuando se habla de estos derechos, me refiero a qué derechos se deben hacer cumplir por la ley, no lo que puede tener un comportamiento moralmente “correcto”. Como señala Sadowsky, “Nosotros no queremos decir que cualquier uso que el hombre hace de su propiedad dentro de los límites establecidos es necesariamente un uso moral».

Entonces, si bien diría que a menudo es moral para un individuo mantener a otro vivo, no diría que la persona inicial debería ser obligada a realizar una acción de salvamento a punta de pistola. [1]

El economista Murray Rothbard explica la distinción entre un derecho y el uso moral de un derecho:

“Argumentaremos que es un derecho del hombre hacer lo que quiera con su persona; es su derecho a no ser molestado o interferido por la violencia de ejercer ese derecho. Pero lo que pueden ser las formas morales o inmorales de ejercer ese derecho es una cuestión de ética personal más que de filosofía política, que se ocupa únicamente de cuestiones de derecho y del ejercicio adecuado o inadecuado de la violencia física en las relaciones humanas».

Por lo tanto, en el contexto de la atención médica, uno podría argumentar que es inmoral que un médico no realice la atención de un paciente para salvar vidas. Sin embargo, la utilización inmoral del derecho de este médico a la vida y la libertad no anula estos derechos y, por lo tanto, justifica que otros violen estos derechos al obligar al médico a actuar de cierta manera.

MÁS ARTÍCULOS
La Unión Europea produce noticias falsas

La salud como derecho

En el contexto de la atención médica, entonces, no se puede decir que las personas tengan derecho a la salud. Aunque estoy lejos de ser un experto en la industria de la salud, está claro que la prestación de atención médica requiere una cantidad significativa de trabajo de numerosas personas.

Por lo tanto, obligar a las personas a realizar procedimientos médicos y proporcionar suministros médicos sin una compensación adecuada es una forma de esclavitud que viola los derechos de estos profesionales médicos.

¿La prestación de asistencia sanitaria debe ser un objetivo de la sociedad? Por supuesto, debería. No interprete este artículo como un argumento en contra de todas las formas de provisión de atención médica, especialmente para aquellos que no pueden pagarlo.

En particular, las contribuciones voluntarias y caritativas pueden proporcionar una atención médica significativa para las personas menos afortunadas, sin utilizar la coacción o la esclavitud.

Como siempre, el pragmatismo y los argumentos emocionales no deben usarse como excusas para violar los derechos individuales. Los fines no justifican los medios e incluso los objetivos dignos, como la provisión de atención médica, no deben manipularse para permitir la violación de los derechos individuales.

Notas de pie de página

  1. Además, se debe tener en cuenta que, aunque estas situaciones de vida o muerte pueden ser puntos de discusión populares para los defensores de la salud pro universales, muchos procedimientos de atención médica cubiertos no son operaciones claras para salvar vidas. Por lo tanto, estoy concediendo un nivel considerable de influencia argumentativa incluso discutiendo el derecho a la atención médica en el contexto del derecho a la vida.

Este artículo apareció por primera vez en Natural Liberty por Jonathan Wright.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

11 − 7 =